Como hemos dicho en varias ocasiones, y reza el slogan de Hestia “No solo somos abogados. Ante todo, somos personas como tú”; el Departamento de Derecho de Extranjería de Hestia Abogados, se caracteriza por estar integrado por profesionales con amplia experiencia en el ramo, pero, también, tenemos compañeros que han pasado en primera persona por los Procedimientos de Extranjería, ya sean los mismos que están pasando nuestros clientes o similares.

Esto hace que haya mucha empatía entre profesional y cliente, dado que el profesional sabe que cada procedimiento tiene una carga emocional muy fuerte, porque no solo estás gestionando un asunto, sino que hay una historia detrás, sueños e ilusiones de estar en España; además del miedo a perder una situación regular en el país.

Nos cuenta un compañero que es extranjero y profesional en el Departamento:

«Recuerdo, y veo que pasa hasta la fecha, que se va con miedo a las oficinas de extranjería cuando vas a meter papeles o bien cuando vas a renovar; antes cuando todo era atendido por funcionarios públicos, ibas con pánico y rogándole a toda la Corte Celestial que te tocara un funcionario o funcionaria maja y que te aceptara todos los papeles; puesto que, por lo menos en las renovaciones, los requisitos cambiaban año tras año: lo que te pedían el año pasado, éste ya no te lo piden, y lo que dejaban de pedir, lo volvía a pedir y por triplicado.

Fui testigo de muchas faltas de respeto, de gente llorando al salir de las oficinas, y eso hacía que ir a las oficinas de extranjería te diera miedo, por el procedimiento mismo (que llevaras toda la documentación completa y que no te faltara ninguna fotocopia), y por el trato.

De unos años para acá, las cosas han cambiado un poco, por lo menos en las oficinas de Aluche, que son las Centrales, la gestión ya corre a cargo de la Policía Nacional, y son los propios policías los que te atienden: Y LO HACEN CON UNA EDUCACIÓN EXQUISITA, CON UN RESPETO… HASTA TE LLAMAN DE USTED.

Ahora con respecto a los trámites, yo que soy abogado (en aquel entonces era estudiante de Derecho), llevaba un poco de ventaja porque sabía que hay una ley y un reglamento de extranjería; hay gente que no sabe ni qué es eso, ni que derechos le asisten o excepciones a las que puede acudir para defender su asunto.

Así mismo los “dichosos conocidos”, que son los que menos ayudan y mas crean confusión en el cliente, porque le han preguntado al amigo, del tío, del sobrino de la madre de no se quien, que hizo el mismo procedimiento que estás haciendo tú, y que las cosas no son así, que te faltan cosas o que se te ha pasado el plazo

Claro, desde la ignorancia, te dicen eso y además del terror que siembran en ti, no sabes como subsanar el “supuesto” error que tienes. Por eso siempre aconsejo a mis clientes que si ya tienen abogado o bien me tienen a mi como abogado, acudan a mí a preguntarme cualquier duda que les pueda asaltar, y que hagan caso omiso del amigo, del tío, del sobrino de la madre de no sé quién, que les dijo que no era así, y los tranquilizo con la ley en la mano.

Yo también sé lo que es no dormir por la preocupación, el estar angustiado porque tal o cual papel no llega en fecha o bien porque todavía no te lo han expedido».

Por esto y muchas cosas más, el Departamento de Derecho de Extranjería de Hestia Abogados crea cercanía con sus clientes, porque sabemos por lo que están pasando, y sabemos la importancia que tiene cada asunto y la carga emocional.